Posted by: henriquesampaio | March 14, 2013

LA RELACIÓN ENTRE ÉTICA Y ECONOMÍA EN TEMPOS DE CRISIS EN UNA SOCIEDAD GLOBAL


El origen del capitalismo, con su porcentual de lisura, ocurrió en la era de la reforma del siglo XVI en Europa con la ética puritana inherente, que sirvió como contrapeso para justificar moralmente la utilidad de esta actividad. Una mudanza importante de valores solamente vendría a ocurrir en el Siglo XX, cuando la ética puritana de la reforma y de la ética cristiana tradicional fueron rechazadas y consideradas reliquias desnecesarias. En este momento, la teoría económica fue considerada una ciencia positiva en sí y liberada de cualquier visión moral, mientras la práctica económica fue considerada ciencia positiva de cualquier visión moral, mientras la práctica económica para algunos fue interpretada como se no necesitase de limitaciones morales y éticas.

Todavía, después la eclosión de una crisis es general la preocupación con las cuestiones ética. La discusión sobre la naturaleza del capitalismo, los valores a que hace apelación y que proporcionan éxito y supervivencia, no tiene aún una conclusión. La percepción dominante es que el negocio implica en alguna huida a la verdad inconveniente, ocultación e ilusión, egoísmo, ganancia y explotación. Como consecuencia, el capitalismo es siempre visto como la supervivencia de los más aptos y de los más fuertes siendo pues natural que los débiles sufran las consecuencias de su propia incapacidad y falta de éxito, sobe la forma de forma de falencias, desempleo, discriminación, etc. En este contexto, las empresas tendrían la responsabilidad de ayudar al Estado a compensar los excluidos del éxito, a través de acciones voluntarias de apoyo social.

Se llega  a la conclusión que la Globalización está asociada a la realización de intensos negocios internacionales, viabilizados por el alto grado de desarrollo tecnológica que permite la producción de una infinidad de bienes y servicios para ser negociados. El mundo, a lo largo de la historia, nunca estuvo en situación tan propicia para realizar tantos negocios como se pretende la Globalización.

Por otro lado, el mundo jamás estuvo tan cerca de un precipicio social y natural, que puede llevar al caos total y estamos muy cerca de él. Por este precipicio entendemos el conjunto de grande problemas que arrastran la humanidad a una situación dramática en la salida. Entre otros, los principales problemas son: terrorismo, tráfico de armas, de drogas y de personas, criminalidad, corrupción, intolerancia, inmoralidad, degeneración de los recursos naturales y sus respectivas catástrofes. Para una acción de reacción a esas tendencias, el mundo debe pensar en un Nuevo Orden Mundial, pues se nada ocurrir, la Globalización se tornará inviable y la sociedad humana se autodestruirá.

Contradictoriamente, por un lado nunca el mundo estuvo en una situación tan favorable para los negocios, pero también, por otro lado, nunca estuvo tan cerca de un colapso universal colapso universal. Se torna imprescindible que se realice la reeducación de los ciudadanos del planeta para que se tornen buenas personas.

 

En el caso de que la sociedad continúe a no aceptar la necesidad de autoanálisis, estará se dirigiendo para una catástrofe global. El sistema actual es corrupto e inmoral, y los mecanismo financieros globales ineficientes desde el punto de vista  del desarrollo social.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Categories

%d bloggers like this: